Técnicas de impresión: descubre las más importantes 

Las técnicas de impresión han tenido una rápida evolución en los últimos años y se han multiplicado sus aplicaciones. El hito histórico que marcó con mayor fuerza el inicio de estas técnicas fue la invención de la imprenta de tipos móviles por parte de Johannes Gutenberg en el siglo XV. Esta innovación permitió imprimir textos de forma mecanizada, lo que supuso un antes y un después para la reproducción masiva de libros y la difusión del conocimiento. Poco se podía imaginar Gutenberg hasta dónde llegaría su invento. 

Desde entonces, han seguido apareciendo nuevas técnicas que transformaron esta industria. Hasta hace unas décadas, la impresión offset era la técnica predominante. Sin embargo, recientes innovaciones como la impresión digital, serigrafía digital, tampografía, la inyección de tinta, el hot stamping y la  impresión 3D, entre otras, han revolucionado el sector gracias a las ventajas que aportan, directamente relacionadas con el ahorro de costes y sus resultados más optimizados. 

Por ello, se trata de algunas de las metodologías de impresión más utilizadas a nivel industrial. Desde Ibicrom, como especialistas en este tipo de impresiones, las explicamos más en detalle.  

 

¿Qué es y para qué sirve la impresión? 

El concepto de impresión se puede resumir como el conjunto de técnicas que permiten reproducir textos e imágenes sobre diferentes superficies. Por lo que, este método sirve para multiplicar y difundir información de la manera más rápida y económica posible.  

 

Ventajas de utilizar sistemas de impresión 

Desde la perspectiva actual, donde convivimos con cientos de objetos impresos a diario, no nos damos cuenta de cuántas ventajas nos aportan los sistemas de impresión. Sin embargo, estas son algunas de las más importantes: 

  • Producción en masa: permite imprimir grandes cantidades de material de forma rápida y económica, al poder realizarlo en serie. Pudiendo así comercializar objetos con diseños exclusivos, específicos, etcétera. 
  • Calidad: las técnicas actuales permiten obtener resultados de altísima calidad y definición. 
  • Versatilidad: hoy en día es posible imprimir sobre distintos materiales como papel, tela, plástico, metal, vidrio, etc. 
  • Personalización: es posible adaptar los diseños a las necesidades de cada aplicación. 
  • Rapidez: los sistemas automatizados de impresión son muy rápidos y eficientes, manteniendo una calidad homogénea en todos los parámetros y en cada artículo impreso. 
  • Rentabilidad: esta técnica se utiliza en todos los sectores, para personalizar todo tipo de envases. 

Por supuesto, existen más ventajas, tanto para la impresión más básica sobre papel como para impresiones de última tecnología como la utilizada en la fabricación aditiva (impresión 3D). 

 

Técnicas de impresión más utilizadas 

¿Cuáles son las técnicas más utilizadas a nivel industrial? Además de la impresión sobre papel, todavía de gran importancia a pesar de la digitalización, otras técnicas de transferencia de tintas han ganado más relevancia en las últimas décadas.  

Estos procesos han ganado más importancia, en parte, debido al auge de la personalización y el branding o imagen de marca. Y, aunque existe una gran variedad, a continuación hablamos de cuatro técnicas imprescindibles hoy en día para muchas empresas y negocios. 

Serigrafía 

La serigrafía es una técnica que utiliza plantillas o pantallas para transferir tinta al soporte. Permite imprimir sobre superficies irregulares como telas, plásticos, madera, metal, vidrio, etc.  

La técnica serigráfica es ideal para producciones artísticas y publicitarias, pero también se utiliza para crear ropa de trabajo, rotulación de bienes, rotulación de flotas de vehículos, personalización de envases y botellas, etc. 

Hot stamping 

El hot stamping es una técnica que consiste en calentar láminas de metal a altas temperaturas para ablandarlas, estamparlas en un molde dándoles forma, y enfriarlas rápidamente para que adquieran gran dureza. 

Pero esta técnica no solo se utiliza sobre metal, también puede ser aplicada a termoplásticos o vidrio. Si se aplica sobre vidrio logra resultados de excelente acabado estético, aunque necesita ser realizado por expertos dada su dificultad. 

Tampografía 

La tampografía utiliza un tampón de silicona para transferir la tinta al soporte. Es ideal para imprimir sobre superficies curvas e irregulares, como botellas o copas de vidrio.  Se trata de un procedimiento rápido y económico muy utilizado para la decoración de artículos publicitarios, juguetes, envases, etc. 

Impresión digital 

La impresión digital transfiere la tinta directamente desde un archivo digital a la superficie de impresión sin necesidad de placas, por lo que puede ser una opción más sostenible que otros tipos de técnicas. En este caso, permite realizar tiradas cortas, impresión bajo demanda, personalización y alta calidad sobre múltiples superficies. 

 

¿Qué técnica de impresión es la más recomendada para mí? 

La técnica más recomendada para cada caso dependerá del tipo de material, acabado deseado, durabilidad, número de copias y presupuesto disponible 

Lo más recomendable es contar con el asesoramiento de expertos en impresión para elegir el sistema que mejor se adapte al proyecto en cuestión. Factores como la versatilidad, rapidez, calidad y coste determinarán la decisión final.  

En resumen, cada técnica tiene sus ventajas: 

  • La impresión digital es versátil y altamente personalizable. Permite tiradas cortas bajo pedido con alta calidad. 
  • La serigrafía es ideal para branding, dado que permite imprimir en superficies irregulares. 
  • El hot stamping logra excelentes acabados en metales y vidrio, aunque requiere más pericia. 
  • La tampografía es económica e ideal para superficies curvas como botellas, por la facilidad de su proceso.